El transporte público y su gran problemática en la zona metropolitana de Guadalajara no es nada nuevo, los que llevamos más de 20 años viviendo en esta ciudad hemos visto pasar distinto partidos políticos y gobernadores que “nomas” no pueden o no quieren meterse con este monstruo de cien cabezas.

Hace un par de días apenas los transportistas amenazaron con hacer un paro de labores y lo cumplieron. Lo que nunca han podido cumplir es el mejoramiento de su servicio, pues ni ellos, ni el sindicato, ni los afiliados ni el gobierno han querido entrarle al toro de manera certera y honesta.

tarifa-camion

Sabemos de antemano que no es un problema minusculo y que involucra a muchos actores e intereses, pero hasta que no deje de ser un negocio (y por cierto muy rentable) nunca se podrá ver una mejora palpable.

Hace algunos años los transportistas hicieron la promesa de cumplir con ciertos estándares de calidad para que así pudieran otorgarles un aumento en la tarifa, sin embargo solo fueron palabras ya que hoy en día ellos siguen sin un salario fijo,rutas sin competencia, cero mantenimiento a las unidades (hoy podemos ver camiones de ruta verde que lo único que tienen de verde es el color porque sacan unos humaderones peores que los apaches) les falta capacitación, sensibilización, y ni hablar de las rutas que van a Tlajomulco o Santa Anita eso si es de verdad un foco rojo pues solo basta con mirar las unidades y el personal que los maneja.

En fin lo que si no podemos dejar de hacer es oponerse al aumento de tarifa sin una mejora sustancial del servicio, hacer siempre el reclamo correspondiente cuando se incurra en alguna falta por cualquier medio incluso redes sociales y de preferencia tomar evidencia esperando que el gobierno en curso se decida en tomar cartas en el asunto de manera seria.

DEJA UNA RESPUESTA